domingo, 2 de enero de 2011

M A S

Ultimamente estoy demasiado ocupado escribiendo canciones que no llegan a ninguna parte. Tengo la obsesion por encontrar la melodia perfecta, la lírica perfecta, una canción que haga que todo encaje...Pero no es tan fácil. A veces se parecen demasiado unas a otras, a veces se parecen a otras canciones que oí algún día, a veces cuando las acabo, no me dicen nada, y me quedo ahí, mirándolas fijamente, esperando a una explicación convincente de por qué ninguna es lo suficientemente buena. Claro está, la falta de talento puede ser la razón. Pero como demostró Kurt sirviéndose de la ideología punk, no hace falta ser un maestro para componer un gran tema. pero claro, yo soy no Kurt y eso es lo que me falla. Me conformaría con una que me gustase a mí. Pero claro, una vez que acabo un tema me parece una mierda. Ultimamente me parece una mierda incluso antes de acabarlo. Pero aún me queda algo. La sensacion cuando la acabas. Ese momento en el que no piensas en nada mientras escribes y escribes y cantas y tokas buscando la nota adecuada. Eso aún no me ha abandonado ni espero que nunca lo haga.

1 comentario:

Asby Aldon dijo...

cuando terminas un tema es la puta caña de la hostia!!!!!, mañana es otra cosa, igual una mierda...pero hoy...la puta caña!!!!...y es indudable que eso es lo mismo que un gran chute.