jueves, 16 de abril de 2009

MeD ITAK (iones) A

Debe de ser la realidad como una losa abriéndose paso con cuñas de tristeza; alegórica agonía de la desrebelión de este rebelde, que, día a día entrega su (.) a cambio de perder en definición pero ganar en afinidades...El dedo índice y el pulgar ejercen una leve presión sobre los párpados cerrados por el ceño fruncido de la indecesión ante la vida... Que hasta respirar cuesta. Que hasta decidir pesa. Que hasta ser consciente del fin de las etapas te hace saborearlas como a la primavera temprana (que siempre engaña y acaba abrigada hasta el alma con frío en los huesos, y en la mirada calada hasta las cejas una extraña sensación de que quizás mañana irá mejor. Lástima que todos los días tenga que esperar a mañana. Es lo que pasa por vivir en el presente. Mañana se te queda atascado en un futuro que no existe).

Me odio por entero por todos y cada uno de mis defectos. Sobre todo los secretos. Los que sólo me echo yo al espejo a la cara a ver que pasa que de engañarme estoy harto.

A veces te paras a respirar un momento y eres ridículamente consciente de todo. Del TODO. Va perdiendo intensidad con los años, es inevitable, pero al principio abruma, y no sabes de dónde viene, te hace sentirte tan idiota en tu falsa piel de cordero...eso no soy, ni todo lo que me rodea es sólo ver y oir, ni siquiera sentir; sino conectar y entender la realidad. Sólo un segundo, nada más. Y pocas veces, por degracia...Pero es lo más parecido que he llegado a conocer a la felicidad.

Que por qué te cuento todo esto?

Por que ahora que te veo, sé que se acabaron los malos tiempos. Si. Sé que te irás por la mañana y que el beso será en la mejilla. Sé que sentirme estúpido no se habrá acabado, pero sé que gracias a tí, la mayor parte de la mierda se ha acabado. Respirar y aspirar sin notar pinchados en la razón es algo que no echaré de menos. Pero tu decisión y optimismo han acabado convenciendo a este pobre descreido. Y que mas dá si otros cuerpos rozan tus caderas, y que más dá si me pierdo en otras sábanas noches enteras, si por alguna razón todos encajamos en este juego tan mundano. Ya no conozco más razon que la de vivir aprovechando, tangarle cuartos a la vida, regatearme al destino y a cambio, sólo pido, salirme a veces, pero a veces sólo, de tu camino. Que a tí a mí nos gusta correr con pesos en los hombros, y que decir perdón está muy feo (más bien no suele sonar sincero; "lo siento")

Al final tu y yo arderemos como no has ardido nunca en tus sábanas...al final mi baile será para tí más que puro deseo, al final te darás cuenta de que a pesar de lo distintos que somos, estamos hechos para encajar, en el fondo...sólo somos los extremos de una cuerda que nunca se tocan...excepto cuando se enroscan...por que cuando aún descubro restos de tu sabor en mi boca, no son mariposas ni mierdas de esas las que bailan en mis entrañas, si no un calor como el que tu irradias en todo momento...Joder...ya sabes de lo que hablo...una conexión no requiere de contratos preestabecidos ni pactos de conveniencia...todo eso son mierdas...mierda seca que he kitado de mis bambas a patadas...quizás sólo me refiera a que vas a arder a mi lado...que yo te completo y que este juego...aún no ha acabado.

1 comentario:

Helena dijo...

mucha tela...

cosas que si no escribes revientas no?

al final te voy a acabar dando la razón...