sábado, 18 de octubre de 2008

Ex Plo TA DOS

Volvía a casa a la hora de siempre, pero más despacio por que había nevado. Y sus piernas, aún cortas, no le ayudaban demasiado. Tenía 10 años, pero estaba muy contenta de hacer el regreso sola. Era una chica mayor capaz de cuidar de sí misma. Al pensar este tipo de cosas, se le sonrojaban un poco las mejillas. Se tropezó con una piedra, oculta por la nieve, la maldita, y la hizo tambalerse un poco para ambos lados. Llevaba tanta ropa que parecía una muñeca rusa, de la que apenas se podía ver unas mejillas sonrosadas y regordetas y unos mechones de fino pelo rubio asomando por entre la capucha de su anorak y la bufanda que le cubría medio cuello. Se retiró un mechón de la cara que había saltado fuera de su sitio tras el breve incidente de la piedra, y siguió su camino pensando en si mamá habrá hecho hoy un caldo que le diese calor a su pequeño estómago, cuando derrepente...PUM...Un bolazo de nieve directo desde unas sonoras carcajadas que no podían ser de otro que de...si...Marcus...Se puso roja de furia mientras le buscaba con la mirada...yyyyy...Ahí estás!...y Marcus riendo a mandíbula batiente hasta que vió su mirada roja de cólera, arqueó sus cejas hacia arriba en señal de "ey, lo siento, era una broma" y de "ey, joder, que me parte el culo!!!"...y se puso a correr haciendo eses y complicadas cabriolas para tratar de dejar atrás y perder de vista al Sucubo rojoquepareceunamuñecarussa que le pisaba los talones al grito de "...Tuuuu...Marcus Soreberggg....estás muerto!!!!!"...y total, daba igual que Marcus corriese como si le persiguiese el diablo mismo (puesto que sí que le perseguía el diablo mismo..) ya que su peligrosa perseguidora era su vecina desde antes de que supiese lo que significaba la palabra vecina, siquiera...

-Mamá..ya estoy en casa...uffff...ese Marcus!!!...un día se va a enterar...(pero no lo decía en serio, por que ella quería mucho a Marcus y le gustaba hacerle rabiar y que él hiciese lo mismo...)
-Bueno, bueno, ya será menos, hija...ven, te tengo preparado un buen caldo calentito....Por cierto, que tal el trabajo en la mina?

1 comentario:

julia dijo...

ay ay ay... como un día me muera y no sea capaz de llegar al mundo de los muertos navegando por esa laguna (estigia o estigie) y no lleve mis dos moneditas de oro no paso al otro lado, menuda putada no?


encontré una cosa por casualidad que a lo mejor te gustaba, un bar en el que hacen jam sesion de poemas y relatos cortos y se llama bukowski club

dale saludos a ese del pelo blanco que esta enfrente del macdonals