domingo, 16 de noviembre de 2008

PluscuamperfectiSMO

Relativizando los desperfectos, desperfeccionando los gestos, gestando paridas, pariendo dolores, Dolores siempre fué nombre de chica mala. O sufridura. Depende. Siempre depende. Del punto de mira, claro. O negro. Pero no gris. Gris no, que siempre tiene matices de un rojo oscuro con marrón o algo aún peor para emborronarlo. Muchos matices y muchas capas, unas encima de otras, ahogando la luz, pastando el color, ensuciándolo y dejándolo sin nombre. Gris. Es lo mismo que nada. O que nadie. Juan gris. Juan Nadie. Aunque si te gusta el cubismo, fué de los mejores. Da igual, déjalo, a veces ni yo mismo me sigo. Me pierdo , me salgo, me busco. A veces me encuentro. Con mi sombra. De lo otro, ni el tuétano de los huesos. Ay. Cómo volvemos siempre a los mismos temas. A falta de algo mejor de lo que hablar, hablamos de nosotros mismos. Como si eso pudiese importarle a alguien. Ni a tí, que te olvidas una vez lo has escrito. Lo dejas abandonado, ya no sirve para nada. Solo sirve en el momento. La catarsis del desahogo se acaba cuando se acaba el ruido de las teclas. Plaf. Y se fué. A tomar por culo. Que es como más le gusta estar. Si. Jodido. Le encanta que la cosa esté jodida. Le encanta sentirse un perdedor...OH, SI!...le encanta quejarse, le encanta tener a quien echarle culpas(siempre resulta más fácil), le encanta revolverse en la mierda, se siente vivo entre hedores y pestilencias varias. El hombre subterráneo de Dostoievski, El hombre enfermo de la humanidad falta de humildad, humillada hasta la saciedad por y ante sí misma. Ay, esta sociedad infesta!. Estallaremos unos contra otros antes de darnos cuenta de que ha empezado el principio del fin siquiera. Pero si quisiera...ya lo sabe, pero es que(yo creo) que le da pereza. Verdad?. Cambiar el guion a estas alturas del rodaje...no sé yo, eh?...los actores igual se mosquean (ya sabes lo divos que pueden llegar a ser algunos), y los productores me cortarán las pelotas antes de acabar de plantearles el asunto. Son así. No hay quien pueda con ella. Perdón. Quería decir con ellos. No sé en que andaría pensando. Bueno, sí lo sé. Pero mejor fingirse un ingenuo. Cuantas veces lo habremos hecho?...no sé..pero unas cuantas deben haber sido. Si no, no me explico como he podido escribir tanto sobre ello. Y sobre nada. No sé. Quizás deba dedicarme a la política o quizás deba conducir hasta la playa. No sé. Después del café, ya veré.

2 comentarios:

Julia dijo...

El blog que yo sepa aún no se ha quejado.
No sé quién es ella, pero desde luego te ha dado muuuuucha inspiración ¿eh?
Si vas a darle un giro a esto, te recomiendo que busques primero un punto fijo, ya sabes, por la cosa de que si no, te mareas. La teoría es simple, la práctica es jodida.

Anónimo dijo...

a mi me sigue importando juan gris